934 770 436

Inicio | Soluciones y servicios | Protección de la información
Protección de la información

La evolución de la tecnología de backup y la exigencia de los requisitos de hoy en día han transformado completamente la industria de la protección de la información. Por desgracia, con un cambio tan rápido, muchas organizaciones han acabado teniendo arquitecturas accidentales. En estas infraestructuras, que son caóticas, cada área de negocio despliega sus silos de productos puntuales, incomunicados con los otros departamentos de la compañía. De esta forma, se acaba contando con un conjunto de herramientas inconexas que no tienen supervisión central alguna ni control de costes. Las arquitecturas accidentales no resuelven los retos actuales en lo que se refiere al rendimiento de copias en entornos críticos, virtualización y almacenamiento.

En IPM le ofrecemos la posibilidad de definir un sistema global de protección de datos para combatir la arquitectura accidental, compuesto por varios módulos acoplados de forma flexible. Una infraestructura de estas características le garantizará una protección de datos integral y fiable. Con soluciones de este tipo, IPM permite a sus clientes resolver los desafíos importantes de forma inmediata, al mismo tiempo que ofrece una plataforma que puede evolucionar con el tiempo de acuerdo con los requisitos empresariales y técnicos del momento.



El repositorio, base de la arquitectura

El eje central de un sistema de backup es el repositorio. Se trata de un almacenamiento optimizado a nivel de coste –euros por gigabyte- que proporciona una gran fiabilidad. Es una estructura que nos permite ofrecer a nuestros clientes la posibilidad de recuperación de los datos en caso de desastre, la realización de copias de seguridad y el archivado de la información.

Integración con fuentes de datos

Con el objetivo de evitar la creación de silos de almacenamiento de protección, el repositorio debe soportar múltiples protocolos como, por ejemplo, VTL, NAS, OST o Data Domain Boost. Asimismo, se tiene que integrar con múltiples fuentes de datos: aplicaciones, hipervisores, almacenamiento y aplicaciones de copias de seguridad. En resumen, el repositorio nos debe permitir crear una infraestructura escalable, flexible y fiable para la protección de datos.

Rendimiento y fiabilidad

Los administradores de aplicaciones piden dos cosas a un entorno de backup. En primer lugar, rendimiento porque la copia de seguridad y la recuperación tienen que ser rápidos y, en segundo lugar, visibilidad global en la protección de sus datos.

Algunas fuentes de datos proporcionan un rendimiento optimizado de backup porque pueden realizar un seguimiento continuo de cómo van cambiando los datos como, por ejemplo, VMware Changed Block Tracking o los snapshots de cabina. Estas tecnologías destacan frente a la forma tradicional de realizar copias de seguridad, en el que un agente buscaba cambios entre todos los datos.

Actualmente las interfaces de los usuarios de los sistemas de seguridad nos muestran el estado de la protección de sus datos en el formato propio de la aplicación como sucede, por ejemplo, con vSphere, RMAN Oracle o Unisphere. Esta integración sólo está disponible en caso de haber elegido un repositorio que pueda soportar estos flujos de datos.

Servicios de gestión de datos

En muchos casos es básico asegurar el cumplimiento de Service Level Agreements (SLAs), validar rendimiento de nuestra infraestructura o asegurar que se esté cumpliendo con la regulación vigente. Por este motivo, es necesario analizar el entorno y realizar informes de utilización de la infraestructura, entre otros aspectos.

La página web de IPM utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación. Puede cambiar la configuración u obtener más información   aquí.   Acepto cookies de este sitio Continuar